Cómo ahorrar en tu formación

Todos sabemos que la formación y la educación son indispensables en el mundo moderno. Porque si ya es difícil encontrar trabajo hoy en día, imagínate encontrarlo sin tener la formación adecuada. Y ya no solo en términos laborales, sino para el día a día es muy importante para que sepas tomar mejores decisiones en tu vida personal en temas de vital importancia como la vivienda, el ahorro o la jubilación.

Ahora bien, lo que antes solo estaba al alcance de unos pocos, ahora, en la “era de internet”, cualquiera puede formarse gratis o por muy poco dinero. Hay literalmente MILES de plataformas de educación online de calidad que existen en la red. Lo único que necesitas es un ordenador y una conexión a internet para investigar sobre la materia que quieras aprender o ampliar tus conocimientos.

¿Pagar o no pagar?

Con la cantidad de cursos gratuitos, para muchos no tiene sentido pagar un Master. Sin embargo, a veces es mejor pagar por calidad, ya sea por el nombre del curso en sí (no es lo mismo Harvard que Ciempozuelos School), o porque lo que te enseñan te permitirá interiorizarlo y aplicarlos a la vida real.

Y es que esto es lo importante a la hora de mirar un curso, la calidad. Sí, ambos pueden ser del mismo número de horas, pero lo cierto es que hay cursos y cursos. Y muchas veces, hay que verlo como una inversión, ya que, si es bueno, el dinero que inviertas hoy en formación lo ganarás de sobra durante el resto de tu vida.

Afortunadamente, el auge de los cursos casi-gratuitos ha hecho que hayan aparecido muchos centros de formación y escuelas con una relación calidad/precio inmejorable. Los tienes además de todos los tipos. ¿Trabajas? Puedes hacer un Executive MBA a distancia. ¿Tienes todo el tiempo del mundo? Puedes hacer un MBA o un curso concreto presencial en las decenas de academias, centros de formación o universidades.

Ahorrar para tu educación

Ahora bien, yo quiero hacer esa inversión y creo en pagar por calidad. Pero, ¿qué pasa si no tengo dinero ahora? Como ocurre para cualquier otro objetivo de ahorro que te propongas no hay trucos mágicos, todo consiste en reducir tus gastos y guardar dinero cada mes.

Es una buena idea revisar tus gastos fijos, buscando mejores precios en lo que pagas por la factura de la luz, del gas o de internet.

El siguiente paso es decidir qué curso o formación quieres realizar y separar cada mes una cantidad de dinero destinado a ese objetivo. En caso de que no tengas decidido qué estudiar exactamente, un truco que te recomiendo es separar un pequeño porcentaje de tus ingresos, por ejemplo un 5%-10% mensual, destinado a “educación y formación” así cuando tengas decidido qué curso hacer ya tendrás el dinero o la mayor parte.

Fuente: Thinking Rich

Enlace original

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más