Creatividad y los bienes raíces: Piense fuera de la caja

El diccionario de la Real Academia Española define la riqueza como la «abundancia de bienes y cosas preciosas». La Enciclopedia de economía ahonda un poco más: es «el conjunto de bienes, derechos y obligaciones de una persona física o jurídica, privada o pública» y la «suma algebraica de los valores de todos los elementos que forman parte de este conjunto». Así, la riqueza se puede entender como un sinónimo de la suma del capital o patrimonio (bienes activos y pasivos) que una persona tenga.

¿Cómo se conecta la riqueza con la creatividad?

Muchos de los hombres más ricos del mundo obtuvieron su dinero a raíz de una idea innovadora. Steve Jobs se convirtió en uno de ellos al crear la Mac, el iPod y el iPhone. Jobs logró imaginar productos con base en sus gustos y deseos. Por ejemplo, su empresa diseñó el iPod porque no le gustaban los discman. Luego decidió convertir ese reproductor de música y videos en un celular inteligente; y tras dos años de trabajo el iPhone se presentó ante el mundo. Muchos especialistas se burlaron del invento, entre ellos Steve Ballmer, en aquel momento director ejecutivo de Microsoft, quien lo definió como «un aparato no muy bueno para enviar correos electrónicos».

Aunque no todos imaginamos grandes inventos tecnológicos, tenemos nuestra propia creatividad que podemos usar para generar riqueza.

La creatividad en los bienes raíces

La inversión en bienes inmuebles ha sido un negocio fructífero por miles de años. En el mundo siempre han existido propietarios e inquilinos, vendedores y compradores. En este mundo de propiedades, el rol de la creatividad es abrirnos los ojos para ver más allá de lo obvio y de esta forma determinar si una compra es rentable o no.

Muchos de los que crearon riquezas con bienes raíces no empezaron siendo ricos. Aún sin poseer dinero, contaban con otro tipo de capital: estrategias creativas y la habilidad para desarrollarlas. El mercado de los inmuebles es hoy en día exclusivo para creativos y emprendedores, quienes a pesar de no tener recursos económicos abundantes, se atreven a proponer negocios que resultan siendo exitosos.

Romper con los mitos

Mito 1: “Sólo con un préstamo hipotecario puedo adquirir una propiedad”

Hoy por todos lados nos dicen que debemos ser esclavos de los créditos hipotecarios, pues son la única manera de adquirir un bien inmueble. Hay que cuestionar este sistema para evitar pasar una vida inmersa en el pago de hipotecas e intereses. Al investigar se descubren estrategias que permiten adquirir propiedades, sin quedar atrapado en el círculo vicioso de las deudas, siendo una de ellas la posibilidad de pedir reducciones en el precio del inmueble.

Mito 2: “No creo que pueda tener éxito al invertir en bienes raíces”

Hay que tener confianza en sí mismo, de allí nacerá ese pensamiento millonario que nos guiará hasta la riqueza. Sin embargo, la confianza nace de la obtención de información correcta, y de tomar decisiones firmes que sean consistentes en el tiempo.

Rompiendo los esquemas, investigando, educándose y teniendo confianza en uno mismo; se alcanza el sueño de todo hombre: tener independencia financiera.

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más