Las actitudes que delatan a alguien con poca inteligencia emocional

Entre los estudios y las investigaciones de prestigiosas universidades, es mucho lo que se ha hablado con respecto a la inteligencia y las posibles divisiones que tiene, según la teoría del sicólogo Howard Gardner, en su teoría de las inteligencias múltiples.

Existen la inteligencia musical, la kinestésica, visual-espacial, existencial, verbal-lingüística, lógico-matemática, interpersonal, intrapersonal (emocional) y naturalista; todas ellas varían en cada persona dependiendo de su historia de vida, sus habilidades y su relación con el mundo y los demás.

Una de las más importantes en cualquier campo de la vida o profesional, es la emocional, que involucra la relación con las otras personas. Esta permite que la persona tenga la posibilidad de ser empático y tener conocimiento no solo de su lugar en el mundo, sino también de dárselo a quienes le rodean. La perseverancia, el autocontrol y la sociabilidad son las características que identifican esta inteligencia.

La importancia en el trabajo

De acuerdo con un artículo de Mariah Deleon, Vicepresidente de Recursos Humanos en Glassdoor, esta inteligencia permite que las personas sean más adaptables al cambio, trabajen fácilmente en equipo y sean flexibles.

Por supuesto, este puede no ser el fuerte de muchas personas y he ahí también la importancia de que trabajen en ello. Y si bien usted puede ser una persona que se considere con un alto nivel de inteligencia emocional, probablemente encuentre que a su alrededor hay persona que no lo son y no le interesa.

¿Cómo identificar si usted tiene un buen nivel o no? Considere algunas de estas situaciones:

Le molesta cuando los demás esperan que usted sepa cómo se sienten

Esto tiene que ver con la empatía, la habilidad de identificarse mental y afectivamente con el estado de ánimo de otra persona. De acuerdo con la web de Lenguaje Corporal, esto puede ser muy común en personas narcisistas. En el ámbito laboral, dicha situación puede traerle grandes consecuencias, ya que muchas personas pueden expresar sus sentimientos con actitudes en vez de palabras y podría no darse cuenta nunca. Esto es aún peor cuando se trate de un jefe.

Se sorprende cuando los demás se ofenden por sus comentarios

Y cree que están exagerando la situación o son “sobreactuados”. De acuerdo con Harvard Business Review esta es una señal evidente de la falta de inteligencia emocional. El hecho de no reconocer cuándo un comentario es apropiado o inapropiado, dependiendo de la persona a la que lo hace, es un grave problema. Si llegó a decir una imprudencia, quien se caracteriza por tener inteligencia emocional; sabe que es hora de decir una disculpa.

No le encuentra sentido a “caerle bien” a los demás

Esto puede variar en extremos entre “no soy una monedita de oro para caerle bien a todo el mundo” y “aquí sólo vengo a trabajar, no a hacer amigos”. Efectivamente, no se puede congeniar con todos, pero si se trata de una persona aislada, que no puede trabajar en equipo o socializar con algunos, evidentemente hay un problema.

Se le dificulta decir “no”

Tanto a usted mismo como a otros. Esto está relacionado con el autocontrol, la capacidad de evitar ser impulsivo y el reconocimiento de que hay cosas que pueden llegar luego para tener gratificación. Una investigación de la Universidad de California señala que las personas que no son capaces de hacerlo, tienden a sufrir más de estrés y depresión.

No sabe neutralizar a la gente “tóxica”

El manejo con compañeros o jefes que son problemáticos o conflictivos puede dificultar el clima laboral y su desempeño. Pero si es de quienes está quejándose de ellos sin hacer nada al respecto o permite que las actitudes de ellos alteren su día, hay un signo de una débil inteligencia emocional.

No deja ir los errores que comete

Una cosa es asumirlos, aceptar las consecuencias y prevenir a futuro; y otra muy diferente es estarse “dando látigo” constantemente por ellos. Los errores son parte del aprendizaje y sabe que lo pueden ayudar a futuro, pero si, por el contrario, se encierra y se deprime por ellos, probablemente deba trabajar en su capacidad para transformar los fracasos en escalones para mejorar.

Fuente: Finanzas Personales

Enlace original

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más