10 Hábitos de Millonario que Cambiaron mi Vida

Hoy te hablaré de 10 hábitos mentales con los que cambié mi vida. Son los mismos hábitos que muchas personas exitosas han aplicado. Quizás los aprendí un poco tarde, pero son hábitos sencillos que te ayudarán a lograr resultados increíbles.

 

1. TEN DETERMINACIÓN

Sal del pensamiento de víctima, ese pensamiento de “me está yendo mal porque mi pareja, porque mi país, porque me quebré, porque sufrí mucho, porque me pasó lo otro, etc.” 

Todos nos sentimos y somos afectados por las circunstancias, pero siempre tenemos la posibilidad de cambiar nuestra actitud y tener la determinación de decir: «esta situación, por difícil que sea, yo la voy a sacar adelante, yo voy a lograr esto, a crear esta calidad de vida…». 

Lo primero es decidir que yo tengo el control de mi vida, que yo soy capaz de lograr lo que yo quiero, así me cueste, así las circunstancias sean muy difíciles.

 

2. TEN LA MEJOR ACTITUD

Todos los días hay dificultades, unas externas y otras de mis propios pensamientos, porque las personas no son como yo quiero o porque espero que las expectativas que yo tengo acerca de mi vida se cumplan. 

El sufrimiento viene de estar pensando que si no es como yo quiero me amargo, sufro, me quejo y tengo de nuevo esa postura de víctima. Yo decidí tener la mejor actitud. 

No lo logro siempre, desafortunadamente, pero hago todo lo posible por lograrlo la mayor cantidad de veces que puedo. 

¿Cómo puedo lograr tener la mejor actitud? ¿Cómo puedo disfrutar las cosas aunque a veces sean difíciles? En cada infierno hay un cielo si yo lo busco.

 

3. PONTE METAS REALISTAS

Antes, yo me ponía metas de millones de trillones… O quería llegar a no sé cuántos millones de personas, pero no aterrizaba mis metas, no aterrizaba mis procesos. 

Yo le digo a mis estudiantes: “un inmueble al año no hace daño”. Es una meta concreta, que al comienzo puede sonar demasiado, pero cuando yo empiezo a pensar, empiezo a ver cómo la puedo lograr, mi mente, una vez que yo me propongo una meta, me ayuda a encontrar cómo hacerlo. 

Cuando yo tengo claro el qué, mi mente encuentra él cómo. 

Una meta concreta: pagar todas mis deudas. O decidir que, a partir de hoy, no voy a tener una sola deuda más, voy a hacer mi presupuesto diariamente, voy a proponerme una meta de ahorro al año o voy a mejorar mi relación con cierta persona. Eso es algo que me ha ayudado.

 

4. TRABAJA EN EQUIPO CON TU FAMILIA O PAREJA

Es fácil decir que «son muy difíciles», que las personas de las que yo estoy rodeado «son muy negativas». Pero el punto es que, un verdadero líder, no espera que todos trabajen en equipo, crea el equipo. Se adapta a cada persona, se adapta a cada circunstancia y saca lo mejor de cada una.

El verdadero líder motiva a esas personas para que den lo mejor, valora lo que aportan y no se enreda con lo que no le gusta de ellos.

 

5. CULTIVA LAS RELACIONES QUE TE APOYAN

Crea y cuida relaciones que te brindan apoyo y conserva personas que compartan tus sueños.

Siempre hay en nuestro entorno personas que no son precisamente lo que queremos. Nuestra tarea, o mi tarea, no es engancharme con ellos para convencerlos de lo que yo quiero, más bien es enfocarme en crear las relaciones con personas que comparten mi visión. 

Para eso, es fundamental limpiar mis relaciones, escuchar y entender lo que el otro quiere decirme y la buena intención que tiene en comunicarme algunas cosas, aunque a veces no lo haga de la mejor manera. En esa información hay datos, hay información relevante e importante para que yo haga los cambios que quiero en mi vida.

 

6. RESUELVE LAS PELEAS EN TU MENTE

Este hábito me ha ayudado sustancialmente al resolver las peleas y conflictos en mi cabeza antes de verbalizarlos. 

Tiempo atrás, yo peleaba y discutía. Como pensaba que la gente no cooperaba, que nadie me ayudaba ni entendía lo que yo quería, si tenía una idea o una expectativa del otro, solía “disparar” antes de preguntar. 

Me di cuenta de que, la mayoría de las veces, no solamente estaba equivocado sino que se paga un precio enorme por no preguntar de una forma adecuada, constructiva y proactiva. 

Así empecé a resolver las peleas en mi cabeza. No me refiero a aguantar el malestar y guardar la tensión, me refiero a resolver mis pensamientos.

 

7. CUMPLE TU PALABRA

Enfócate en que tu palabra sea el patrimonio o activo más valioso que tú tienes. Eso me ha ayudado a transformar mi vida por completo. 

Durante una época de mi vida, yo no cumplía mi palabra, no hacía importante mi palabra, o cambiaba fácilmente mis acuerdos con cualquier razón. Me he dado cuenta de que, la mejor inversión, es cumplir con mi palabra porque con eso construyo credibilidad y relaciones a largo plazo. Esto hace que las personas confíen en mí y que, cuando yo me equivoque, tenga posibilidades de recibir apoyo porque las personas van a saber que yo he hecho lo mejor. 

Hay personas que tienen millones de dólares en el banco y nadie quiere sentarse a almorzar con ellos. Hay otras personas que no tienen nada, que se han quebrado y las personas dicen: “yo confío en ti, yo quiero ayudarte porque tú cumples tu palabra, cueste lo que cueste”.

 

8. CULTIVA TU SENTIDO DEL HUMOR

No es fácil, pero a mí me gusta reírme de mí mismo, reírme de las cosas difíciles, de mis propias ridiculeces… Cuando yo me río de mis dificultades o de cómo las manejo, de mis propias torpezas o de mis propias limitaciones, me hago la vida más fácil. 

No estoy hablando del humor sarcástico, de usarlo como un arma para maltratar a las demás personas, porque eso es bullying, crea dolor y desconfianza. Mal que bien, terminamos siempre riéndonos de nuestras tragedias. Por qué esperar a que el drama nos maltrate con nuestros pensamientos cuando podemos ponerle humor a las cosas y reírnos de nuestra propia actitud o de las dificultades.

 

9. CUIDA DE TI COMO CUIDAS DE LOS DEMÁS

Durante muchos años, yo me di palo y le daba a los demás. Hacía el esfuerzo por darle a los demás, pero yo me trataba horrible, sobre todo en mis pensamientos. “Yo no sirvo para nada, yo no valgo nada, no soy suficiente”. 

Cuando yo comencé a darme cuenta de cómo me estaba tratando, me di cuenta también de por qué yo no disfrutaba mi vida. Sobre todo, porque yo estaba siempre enfocado en lo que no tenía, negando todo lo que había logrado, negando lo que yo era para las otras personas… 

Muchas veces esperaba la aprobación de los demás, pero yo mismo en mi cabeza no me estaba dando la aprobación.

 

10. SIRVE A LOS DEMÁS

El último hábito, que para mí ha sido fundamental, es tener conciencia de servir a los demás. Considero que en mi vida, además de comer, de ganar dinero, de disfrutar; el sentido mayor es servir. 

No estoy hablando de cargar a los demás, estoy hablando de tener la intención de que mi vida sea una contribución para que otra persona tenga una mejor calidad de vida. Eso me ha ayudado a llevar mi palabra o mis intenciones a muchísimas personas. Empecé con una, con dos, con tres… Esa es parte de la abundancia que yo tengo. Es tener esa conciencia de apoyo.

Cada persona tiene un regalo que nadie en este universo tiene. 

Tú tienes un regalo, y ese regalo lo vas a ver en la medida en que tú te valores, en la medida en que tú apliques estos principios, en la medida en que tú te abras a aprender de los demás, porque recuerda: lo único que te aleja del lugar todo lo que tú quieres en tu vida, de tener la felicidad, la paz, la abundancia financiera que tú quieres, es un pensamiento que no es cierto.

 

“Lo único que te aleja de lograr lo que tú quieres, es un pensamiento que NO es cierto”
 
Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

 

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más