De Adicto a las Deudas a Mi Paz Financiera

Hoy te contaré cuáles fueron esas 5 cualidades (que tú también tienes) que me permitieron pasar de ser un adicto a las deudas a alcanzar mi paz financiera. Si estás viendo esto, y tienes algunas deudas, entonces ¡quédate hasta el final! 

Cada vez que hablo de lograr la paz financiera, veo un poco de decepción en los rostros de los alumnos que asisten a mis cursos, talleres y eventos.

Creo que esto sucede debido a que todos creen, erróneamente, que quienes llegan a ese estado son personas que jamás han tenido problemas de dinero.

Por suerte, esto no es así. Sino todo lo contrario…

Quienes logramos alcanzar la paz financiera somos personas que hemos estado del otro lado.

(Sí, hemos estado).

El haber vivido endeudado es lo que me permitió reconocer que existen 5 cualidades que compartimos las personas que tenemos el hábito de las deudas y que son las mismas que necesitamos para al fin salir de esa situación y lograr la paz financiera.

¿Cómo lo descubrí?

Porque desde muy joven, casi desde niño, – mal- aprendí que las deudas eran el medio para salir de los problemas financieros. Una de las causas principales que provocaron la separación de mis padres fueron las deudas. Mi padre gastaba mucho más de lo que ganaba y eso obviamente generaba graves problemas para la familia.

Mi padre era vendedor – y muy bueno-. Pero como todos los vendedores, sus ingresos no eran fijos, lo que causaba algo de inestabilidad. Su falta de educación financiera y falta de organización lo llevaban a cubrir sus deudas con otras deudas y más deudas… (así hasta que se hizo un bola gigante de deudas imposibles de parar).

Esa situación fue determinante para que mis padres tomaran la decisión de separarse. Mi madre quedó en una situación tremenda. No solo tenía que hacerse cargo de 4 hijos, sino que además no tenía ingresos. Con mucho esfuerzo comenzó a trabajar en lo que podía ya que ella apenas había terminado la primaria, (tengo varios recuerdos de verla haciendo flores para vender).

Cómo pudo, fue llevando la situación, pero para ella también los gastos eran mayores a sus ingresos y obviamente hizo lo creía era mejor: se endeudaba para cubrir gastos y luego se seguía endeudado para poder cubrir esas deudas…

La verdad…
… Me tomó mucho tiempo comprender cómo era posible que un hombre como mi padre, tan trabajador, tan inteligente y tan bueno en su trabajo, con buenos ingresos, tuviera problemas financieros. 

Hasta que entendí que sin darse cuenta uno genera hábitos (repetición de conductas que generan patrones) que poco a poco lo llevan a tener una adicción a las deudas.

Puedo imaginarte ahora pensando:

¿¿QUEEEEE?? ¿Adición a las deudas? ¿Es eso posible

¡Absolutamente! 

Al igual que todas las adicciones, las deudas también generan conductas repetitivas que nos llevan a buscar soluciones o alivios a corto plazo.

¿Cuál es la característica de una persona que tiene una conducta adictiva? 

Si has tenido algún familiar, alguien cercano o conoces cómo se comportan quienes tienen problemas de adicciones, probablemente reconozcas que su comportamiento se basa en decirse a sí mismo:

“Me siento mal, estoy triste, no tengo nada, voy a tomar un trago (por ejemplo) para sentirme mejor de manera inmediata”. 

El problema es que esto se repite tantas veces que se vuelve en un hábito. Aún sabiendo que es algo que puede hacernos daño y que no es una solución permanente, lo seguimos haciendo.

¡Lo mismo sucede con las deudas!

Las experiencias vividas a través de las conductas y los hábitos de mis padres me hicieron creer que las deudas eran un recurso valioso e importante y que permitían conseguir algunas cosas mientras trabajaba para cubrir los gastos. 

Esa creencia fue natural para mi hasta que terminé mi carrera de derecho y comencé a trabajar. Allí fue cuando tuve mis primeros ingresos. 

¡Por fin tenía mi propio dinero! 

¿Y qué crees que hice? 

Lo mismo que había aprendido de mi padre, lo que para mí era natural hasta ese momento: gastar más de la cuenta. 

Por esas paradojas de la vida, como mis ingresos tampoco eran regulares, adopté los mismos hábitos de mis padres: me endeudaba y me engañaba a mí mismo diciéndome que el mes entrante lo solucionaría. 

Era muy común pensar:

“Bueno, yo gano buen dinero solo que este mes estoy un poco mal así que voy a conseguir un poco dinero”

Era automático para mi tener el pensamiento: ¿Quién me presta? ¿De dónde saco?
(Pero mi: “de dónde saco” no significaba hacer algo adicional para generar más ingresos, sino que instantáneamente pensaba en cómo me endeudo ahora para salir rápidamente del problema económico, sin pensar que esto me generaría deudas a futuro).

 

Mi adicción a las deudas me ayudó a tener éxito en otras áreas de mi vida.

La razón principal por la que podemos caer en la adicción a la deudas es debido a la falta de educación financiera. Sin embargo, es posible salir de esa situación y transformar tu vida. Y no solo yo lo he logrado, puedo presentarte otros casos de personas que han superado sus adicciones y se han convertido en inversionistas en bienes raíces y empresarios exitosos.

La clave está en dejar de recurrir a las “frases excusas” para justificar las razones del endeudamiento tales como: 

… Tengo deudas porque el dinero no me alcanza. 

… Tengo deudas porque mi salario es muy bajo.

… porque tengo problemas económicos.

… Tengo muchos problemas de todo tipo. 

Lo cierto es que todos tenemos problemas. El asunto es querer solucionar todos los problemas generando más deudas. 

Durante años utilicé el endeudamiento como mi recurso más importante. Llegó un momento en que mis ingresos eran exclusivamente para pagar deudas y abrir un hueco para tapar otro. 

Llegué a esa situación extrema y las consecuencias fueron evidentes. Los resultados eran más que desastrosos. Al vivir endeudado puedes causar varios efectos secundarios que son iguales o peor de dañinos como por ejemplo:   

… quebrar tu empresa o negocio. 

… perder credibilidad. 

… perder la confianza de las personas.

… carecer de profesionalismo al estar siempre quebrado. 

… perder cantidades inimaginables de dinero porque pagas intereses altísimos por los préstamos, cuotas, etc.  

Es en ese momento de situación límite donde tienes que hacer algo diferente para lograr que las cosas cambien. 

No lo dude, actué de manera definitiva. 

¿Sabes lo que sucedió?

EN MENOS DE 2 AÑOS SALÍ DE DEUDAS (más adelante te cuento cómo lo hice)…

Y también logré ser exitoso no solo financieramente sino que obtuve resultados en todos los aspectos de mi vida ya que ese orden y organización financiera:

  • Brindo paz y seguridad a mi familia. 
  • Me convertí en un mejor profesional. 
  • Saqué adelante mis empresas
  • Inicie nuevos negocios. 
  • Me convertí en un referente para otras personas que buscan obtener ingresos adicionales con las inversiones en bienes raíces. 
  • Gané la confianza y la credibilidad necesaria para alcanzar la paz financiera.

 

5 Cualidades de las personas Adictas a las Deudas que te ayudarán a alcanzar Tu Paz Financiera.

Lo más curioso es que en todo este proceso de “limpieza de adicciones a las deudas” aprendí que los mismos principios para mantenerme endeudado eran los que necesitaba para lograr la paz financiera.

¡Y yo ya los tenía!

Era solo cuestión de darles un enfoque diferente. De ponerlas en funcionamiento para que generen resultados = ingresos en lugar de egresos desmedidos.

¿De qué cualidades hablo?

Me refiero a la habilidad para ser:

+ Recursivo: Tener la capacidad de poner los mismos recursos en torno a un propósito una y otra vez. 

+ Disciplinado: Tener un compromiso con lo que se decide que va a hacer. No basta con la perseverancia. Hace falta un orden de ejecución y constancia.

+ Comprometido: Estar dispuesto a realizar un esfuerzo mayor a la hora de realizar sus tareas y no detenerse hasta conseguirlo. 

+ Creativo: Utilizar la imaginación para buscar maneras de crear ideas o cosas para conseguir el fin deseado usando los recursos a disposición.

+ Persistente: No permitir jamás que un contratiempo u obstáculo te aleje de la meta. Encontrar una solución y seguir intentando.

Si lo piensas te darás cuenta que esto es todo lo que necesitas para salir de las deudas. Y es lo que yo mismo utilicé para lograr el éxito y generar ingresos con las inversiones en bienes raíces. Y es en lo que me enfoqué para transformar las deudas en ahorros. 

 

Cómo Salir de Deudas 

Te voy a compartir mi método. La forma en que logré “romper” con esas conductas adictivas a las deudas y que me dio excelentes resultados. 

Sé que ahora puedes estar pensando: “Carlos, en mi situación no es tan sencillo salir de deudas”. 

Créeme, si crees que no puedes salir de las deudas entonces eres la persona que más necesita aplicar el consejo que voy a darte.

En la peor situación financiera en la que he estado, en ese momento, me puse a sacar los intereses que estaba pagando y decidí que ya no podía seguir viviendo así. 

Fue entonces que entendí que tenía el poder y la absoluta responsabilidad de poner fin a las deudas y comenzar a crear mi paz financiera. 

Me dije: 

“¡NO VOY A TOMAR MÁS DEUDAS! Sin importar lo que pase, ¡no tomaré más deudas!”

Aunque mantener esa decisión me implicaría: tener que bajar mi nivel de vida, hacer sacrificios, trabajar más horas, vender cosas, hacer lo que fuese necesario con el único propósito de salir de las deudas y no volver a meterme en ellas.

Te invito a que realices tus propias cuentas para saber cuánto dinero estás perdiendo mes a mes. Hazlo si realmente quieres salir de deudas y enfocarte en generar ahorros o invertir en bienes raíces, y no exagero cuando digo que te llevarás una sorpresa para nada grata.  

 

La cuenta que nadie saca cuando decide endeudarse (y que revela el monto de dinero que pierdes).

Mi pensamiento era el siguiente:  Si yo gano $100, si gasto el 1% me quedaría aún un 99%. Si de esos $100 que gano, me cobran el 3 % me queda el 97%. Lo que jamás me ponía a pensar era que ese 3% mensual, al cabo de 12 meses se convertía en un 36%.

Ahora dime… 

¿Cuánto estás gastando por utilizar la tarjeta de crédito? ¿Lo sabes?

Si eres cómo la mayoría de mis estudiantes probablemente no tengas ni la menor idea, pero analiza esto:

En general las tarjetas de crédito tienen un promedio de intereses del 30%, entonces solo de tarjeta puedes estar pagando entre 2, 3 y hasta 4 sueldos o ingresos al año solamente de una cuenta de gastos.

¿Has pensado cuánto tiempo trabajas al mes para pagar esas deudas?

¿Te das cuenta ahora por qué es tan importante ordenar tus finanzas y salir de las deudas? Para comenzar puedes aplicar el método secreto para ganar dinero con tu tarjeta de crédito.

Y lo más interesante es que también obtienes también otras ventajas, como por ejemplo:

  • podrás comprar donde tú quieres y no a quién te da a pagar 
  • ahorrar dinero ya que no pagarás intereses 
  • elegir dónde y cuándo comprar e incluso ser tú quien ponga las condiciones de compra y venta, entre otras. 

Te vas a sorprender de la cantidad de dinero que vas a obtener cuando dejes de estar cubriendo deudas y deudas y más deudas… 

Si las deudas han sido un tema constante en tu vida, es momento de decidir ponerles fin.

¡Ya tienes las 5 cualidades necesarias para lograr la paz financiera! Utiliza esas mismas cualidades que te han conducido a tu situación actual para que te lleven a sentirte libre y en paz financieramente.

¡Tú Puedes Hacerlo!

Solo tienes que comenzar hoy mismo a utilizar los recursos que te permitirán alcanzarla.

En lugar de pensar: “quiero invertir en inmuebles, pero no tengo dinero”. Debes enfocarte en pensar: «Quiero invertir en bienes raíces pero primero debo organizar mis finanzas personales y hacer de este lema tu nuevo hábito de vida.

Y, por último recuerda que:

 

“Lo único que te aleja de lograr lo que TÚ quieres es un pensamiento que no es cierto”.
 
Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

 

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más