La comunicación no verbal y los negocios inteligentes

La comunicación es uno de los actos más importantes en nuestra vida. Por medio de las palabras podemos informar a quienes nos rodean sobre nuestras ideas, deseos y expectativas. Comunicarse asertivamente cobra importancia cuando queremos realizar negocios efectivamente, eso incluye la inversión en bienes raíces.

No todo debe basarse en técnicas de negociación, ya que si no sabemos expresarnos adecuadamente ningún truco nos ayudará a mejorar un negocio. Antes de aprender los trucos, hay que aprender a expresarse.

La comunicación no verbal

Se trata del lenguaje que surge de nuestras posturas corporales. Piénselo, en muchas ocasiones habrá calificado a una persona de simpática no por sus ideas o palabras; sino porque sonríe mucho, mueve los brazos al hablar, sabe escuchar y se ríe de los chistes. Por ello, para conseguir los mejores negocios, es importante trabajar en estas cualidades a la hora de invertir en el mercado de los inmuebles.

La mirada y el reflejo de los pensamientos

Ya habrá escuchado la frase que reza: Los ojos son el espejo del alma. Y es cierto. Nuestros ojos expresan todo tipo de emociones, incluso nos ayudan a descifrar lo que alguien puede estar pensando. Es importante estudiarlos por ser el aspecto más difícil de manipular en el lenguaje no verbal.

Generalmente, quien escucha mira continuamente a los ojos del hablante. Por lo que usted deberá ver a los ojos de las personas con quien esté negociando, para que se sientan escuchadas. Distinto es cuando usted hable: si se mira fijamente a la otra persona ésta se sentirá incómoda. Lo normal es repartir la mirada en lo que le rodea y fijarla de vez en cuando en su interlocutor.

Tampoco es recomendable mirar poco a quien está escuchando, porque parecerá un monólogo que no va dirigido a alguien en particular. Por otro lado, la mirada debe ser frontal, no de soslayo, ya que en ese caso daremos sensación de agresividad o provocaremos desconfinaza. De la misma forma, nunca mire de arriba abajo al otro, pues producirá incomodidad y desagrado.

La cara nunca engaña

Los gestos de la cara permiten leer el estado de ánimo de una persona. Como negociante de inmuebles se debe ser cordial. ¿Cómo lograrlo? En primer lugar por medio de la sonrisa. La sonrisa cerrada (en la que no se muestran los dientes) tiene en ocasiones su encanto, pero es preferible que sea más amplia o puede dar sensación de ser falsa. Tampoco confunda la sonrisa con la risa abierta o carcajada. La simpatía tiene más que ver con la primera, y en una situación de ventas esto último puede considerarse exagerado.

Es importante constatar que la sonrisa en absoluto destruye la sensación de seriedad de la situación de ventas. Es más, está comprobado que el ver una sonrisa en nuestro interlocutor nos predispone a relajarnos, y por tanto provoca mayor fluidez en la comunicación. Lo contrario pasa con el ceño fruncido. Produce tensión y desconfianza.

Las manos también son importantes

Muchas veces no les prestamos atención a nuestras manos. Sin embargo, pueden ser las grandes traidoras, puesto que exteriorizan nuestro estado de ánimo, incluso cuando sabemos controlar nuestras expresiones faciales. Esto se debe a que demuestran cuáles son los estados subconscientes de los individuos. Si se habla con alguien cuya expresión facial es de tranquilidad, pero notamos que se frota las manos o que tamborilea con los dedos, tal vez podamos intuir que esa persona está nerviosa.

La postura dice quién eres

Mucho se ha hablado sobre la postura y los estudios de la kinesia (teoría sobre las diferentes posturas del cuerpo), pero la verdad es que lo más importante es que sea cual sea la postura elegida, esta debe brindar una sensación de relajación y atención al interlocutor. Si el cuerpo está relajado, se incentivará esa misma sensación en el otro. Nuestro cuerpo tiende a reproducir nuestro estado de ánimo.

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más