Un mal socio, termina en mal negocio (NO cometas estos errores).

Es completamente normal que al contar con un dinero extra uno quiera invertirlo con el propósito de multiplicarlo. Y en esa ansiedad de duplicarlo empezamos a entusiasmarnos con las ideas de otras personas. Es así cómo podemos dejarnos llevar por ideas novedosas de personas que no llegamos a conocer demasiado y cometemos una gran equivocación, confiar nuestros ahorros a las personas inadecuadas. Y créeme cuando te digo que un mal socio, termina en mal negocio. 

El propósito de este post es que tú puedas tener algunas alertas especiales para no tener que llegar a esta situación. 

Ahora veamos… 


¿Tener un socio es malo?


Por supuesto que no, solo tienes que saber elegir el socio y las ideas de inversión que te presenta son realmente generadoras del dinero que necesitas para acercarte a la paz financiera.

Soy una persona que puede afirmar que un mal socio, termina en mal negocio (y quiero ayudar para que tú no cometas estos errores) porque lo he vivido, he tenido malas experiencias en algunas sociedades.

¡Así es!

Yo también he tomado malas decisiones en cuanto a las inversiones y a la elección de las personas para llevar adelante algunos proyectos. Podemos decir que, elegí malas opciones y con las personas inadecuadas. Esto me llevó a perder mis ahorros y además dinero extra del invertido (ya que tuve que pagar muchísimo dinero adicional para saldar las deudas generadas).

Es por esto que puedo hablarte de como caer en sociedades que no darán provecho. Lee las siguientes recomendaciones para que no cometas los mismos errores y puedas ahorrarte no solo dinero, sino mucho estrés y varios dolores de cabeza. 

¡Y cuidado!

Porque aunque sean tus primeras inversiones, tienes que evitar elegir el socio incorrecto. Porque estos errores que puedes cometer en tus comienzos afectarán tu futuro. (Aquí puedes encontrar más información sobre cómo algunos errores condicionan tu futuro)

Para ser más claro en este concepto de las sociedades comerciales, podríamos compararlas con las relaciones personales. Es más, para ser todavía más exactos, podríamos decir que es muy similar a un matrimonio. Incluso en algunos hay hasta acuerdos de dinero.

Piensa… ¿te imaginas casándote con alguien a quien acabas de conocer?

Compartir tu día a día con alguien de quien no sabes nada de nada.
¿Sería algo muy extraño cierto? Bueno, eso también debes considerarlo al momento de elegir un socio.

Pero sigamos pensando juntos: Las relaciones personales y comerciales…

¿Todas son malas?

Por supuesto que no. ((Hay de todo tipo))

Existen relaciones que son enriquecedoras y te hacen crecer (aunque prosperen o no) y otras relaciones de las que pasas años tratando de entender qué fue qué pasó y en qué estabas pensando cómo para meterte en ellas…

Lo mismo sucede en las sociedades comerciales.

Tendrás varias experiencias y no todas serán catastróficas. Pero aún así creo que para cuidar tus ahorros, invertirlos de manera inteligente en negocios que prosperen y que en verdad sean el medio para lograr tu paz financiera, puedes considerar estas opciones porque un mal socio, termina en mal negocio. (NO cometas estos errores).


COMENCEMOS… 


Cuestiones que tienes que considerar antes de confiar tu dinero en un posible socio

 

==> Dedica tiempo a investigar sobre la oportunidad presentada. Los negocios de servilletas (esas ideas que plasmadas en un papel pueden ser las mejores, no siempre son las más fructíferas)… 

Hay ideas que son brillantes, ¡claro que sí! Pero requieren de un seguimiento, un estudio, un desarrollo en mayor profundidad.

Por lo que no compres de inmediato la idea de negocio de la servilleta que te presenta cualquier persona y que a simple vista puede ser una “Empresa Unicornio”

mejor date el tiempo de investigar y conocer todo acerca de esta idea.

==> Destina parte de tu tiempo para conocer a la persona a la que le confiarás tu dinero, tus sueños y tu futuro. Es fundamental que no te dejes llevar por las “supuestas recomendaciones”. Seguramente estas son bien intencionadas aún así, en cuestiones financieras nunca terminas de conocer a una persona, hasta que se termina el contrato.

Mira, cuando el dinero sobra, todos somos buenos amigos… 

Es por esto que vas a conocer realmente a una persona cuando aparecen las dificultades. (Y sobre todo si son diferencias económicas).

Para que no caigas en la trampa a simple vista de lo que una persona quiere que veas (en lugar de verla tal cómo es) te voy a compartir algunas recomendaciones…

  • Descubre cuáles son sus principios y valores. Cuál es su integridad.
  • Presta atención a los detalles porque en esas pequeñas acciones, en sus comportamientos no pensados, podrás ver el reflejo de su personalidad.
  • Está pendiente de lo que hace y no tanto de lo que dice…


¿Por qué esto es importante y cómo mantenerte alerta?

Busca las respuestas a las siguientes preguntas:

Cómo saber si una persona tiene palabra:  

  • ¿Cumple con las pequeñas cosas que promete? 
  • ¿Asiste a las citas o encuentros? 
  • ¿Se reúne con quien dijo que lo haría? 
  • ¿Consigue lo que promete? 

Cómo saber si tiene compromiso con el negocio:

  • ¿Llega a tiempo? 
  • ¿Prioriza el negocio por encima de otras cuestiones? 
  • ¿Llama cuando te dijo que lo haría? 

Cómo saber si es una persona estable emocionalmente.  
Ante situaciones inesperadas: 

  • ¿Reacciona o acciona? 
  • ¿Mantiene la calma y tranquilidad o deja que la ira lo domine sin poder pensar en nada más? 

Ahhh… seguramente estás de acuerdo conmigo en que un mal socio, termina en mal negocio. (No es necesario cometer estos errores).

Aún así quiero darte algunas recomendaciones extras.

 

2 tips adicionales para evitar caer en sociedades que pueden llevarte a perder tu dinero: 

 

Tip 1 ==> No inviertas en sociedad en un negocio donde no tienes nada de conocimiento. Esto puede compararse con jugar a la ruleta rusa. Es como meter el dinero en una máquina tragamonedas (puedes que recuperes algo pero en general la mayor parte la perderás).

Solo busca opciones de inversión en la tengas algo de conocimiento o en aquellas que puedas formarte. Siempre aliento a las personas a educarse, formarse, capacitarse para que cuenten con los conocimientos que necesitan para hacer inversiones en bienes raíces con los mejores recursos. Puedes ver algunos de nuestros programas desde aquí

 

Tip 2 ==> No elijas un socio sin conocer las estrategias de salida. ¿Cuáles son las estrategias de salida? Son los medios que tienes que tener por las dudas de que el negocio no salga como esperabas. Debes conocer el peor escenario posible para considerar todas las probabilidades y evitar la mayor cantidad de riesgos y pérdidas.

Es esencial que al momento de iniciar una sociedad pienses:

¿Qué pasaría si… tuviese que liquidar esa sociedad, ¿podría hacerlo?
Ahhh posiblemente no lo habías pensado.

Bueno, es mejor que lo sepas porque esta es la forma de no perder dinero.

 

Ahora ya sabes que un mal socio, termina en mal negocio. (NO cometas estos errores) y debes pensar detenidamente cómo invertir tu dinero. Quizás es momento de que consideres otras opciones de inversión en la que no necesites de un socio. En nuestro Programa Avanzado ofrecemos capacitación sobre cómo invertir en bienes raíces (desde hoy mismo) para obtener los ingresos pasivos que te permitan lograr tu paz financiera.

Si quieres saber más puedes hacer clic en este enlace  y visitar nuestra web. 

 

Por último recuerda que:

“Lo único que te aleja de lograr lo que TÚ quieres es un pensamiento que no es cierto”.
 

 

Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

 

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más