3 Consejos para Progresar Sin Trabajar tan Duro

Carlos Devis pensando en consejos sobre progreso

Muchas de las personas que llegan a mis programas educativos me dicen:
“Carlos, ¿cómo podré tener éxito invirtiendo en bienes raíces si por más que me mate trabajando no logro ahorrar, no puedo avanzar, no progreso y me alejo cada vez más de mi paz financiera?

Y, para ellos, mi respuesta siempre es la misma:

Trabajar duro no es lo mismo que progresar”


Sé que puede parecer algo contradictorio, pero no lo es.

¿Te ha pasado a ti también que sientes que no vale tu esfuerzo? ¿Que por mas que te mates trabajando no progresas? Pues si tu respuesta es “Sí”, te tengo buenas y malas noticias…

¿Cuál quieres primero? 

Si eres un poco como yo, probablemente has dicho “por las malas”. Así que comencemos con la parte “amarga”…

La mala noticia para ti es que: 

¡Hemos sido engañados! 

Es terrible pero real. 

Tú y yo, y la mayoría de las personas, crecimos con la falsa creencia de que si trabajas duro y te matas trabajando vas a progresar. Porque una cosa lleva a la otra y es la forma en la que logras la paz financiera. Y, cuando eso no sucede, no entendemos qué hicimos mal.

La verdad es que ¡son cosas muy distintas!

Para comenzar, trabajar duro pensando en tu futuro no es lo que te permite progresar, necesitas algo más para poder hacerlo.

La buena noticia es que aquí encontrarás las pautas para progresar
sin tener que trabajar duro.

Cómo mentor de cientos de alumnos en todo el mundo, he visto cómo dos personas pueden estar haciendo la misma actividad, durante las mismas ocho horas, en el mismo lugar y ambas obtienen resultados diferentes.

– Mientras que una de ellas progresa y avanza en su vida, consigue su paz financiera, alcanza su sueño de vivir de los bienes raíces y siente que puede lograr todo lo que se proponga…

– La otra está siempre en el mismo lugar. Sin la posibilidad de tener esa tranquilidad, seguridad y paz que realmente desea. Aferrada a los mitos y con “la loca de la casa” creando miles de excusas que cruzan por su mente y que, en últimas, lo que único que hacen es alejarla del futuro que sueña.

Es normal que este tipo de persona tenga pensamientos cómo: 

“Yo no puedo”…
“No me dan la oportunidad”…
“No tengo posibilidades”…
“Nadie me ayuda”…
“No tengo”
Y BLA… BLA …. BLA …

Cuando conozco personas que no se dan la oportunidad de lograr la paz financiera, que auto boicotean su éxito en bienes raíces – y créeme, existen personas así-, que se quedan con las excusas, se escudan en los ejemplos de frases anteriores y se enojan porque otras consiguen vivir de las inversiones, lo primero que les digo es:

¿Qué has hecho tú para conseguir lo que quieres? 

¿En qué te has preparado? 

¿Qué opciones has buscado? 

¿En qué has mejorado, de alguna manera, para avanzar y progresar en tu vida?  

Y la respuesta es siempre la misma: MÁS DISCULPAS.

¡Sí, son disculpas!

Si alguien que se encuentra en la misma situación que tú, o en una condición mucho peor, ha podido aprender cómo invertir y ha alcanzado su paz financiera con bienes raíces, estoy totalmente seguro de que hizo algo diferente.

¿Cómo es esto posible?


Se debe simplemente a que, cuando te enredas en las excusas, te quedas sin acción. Y sin esa acción no vas a ningún sitio. 

Ahora, el GRAN INTERROGANTE es: 

¿Te gustaría saber cómo salir de allí? 

¡¡Bravo!! 


Toma nota, porque a continuación te daré 3 consejos que puedes aplicar hoy mismo y que te ayudarán a progresar sin tener que matarte trabajando.  

 

TIP # 1: Elige hacia dónde quieres avanzar. 

En otras palabras: define tu meta. 

Establece a dónde quieres llegar, esa será tu primera acción. Luego piensa: 
¿Estás cumpliendo con tu trabajo o estás haciendo el mejor trabajo que puedes para conseguir lo que quieres?

Haz cómo hizo Walt Disney, pregúntate:

Lo que haces hoy, ¿te acerca al lugar donde quieres estar mañana?”

Y cuidado aquí, porque no se trata de sentarte a esperar que la magia o la vida te recompense con algo para lo que no has trabajado, no te has preparado, no has hecho nada para construirlo y ni siquiera lo has pedido con determinación…

Se trata de establecer el camino y planificar las acciones diarias que vas a realizar que cambiarán tu vida en cada momento. Es fundamental que respondas a las preguntas: ¿En verdad decides cambiar tu vida? ¿Hacia dónde te estás dirigiendo? ¿Cuáles son las metas que tienes?

Porque de ahí saldrán tus caminos a seguir. Y es el comienzo de tu progreso hacia la vida que quieres. Una vez te fijas metas, automáticamente construyes el camino y las condiciones para lograrlas. 

Cuando defines el “qué” tu mente encontrará en “cómo”.

 

TIP # 2: El éxito es una actitud. 

Mira, quiero que esto quede muy claro: El éxito no es un punto de llegada. Es la forma con la que tú te manejas en la vida y cómo afrontas esas circunstancias que te empujan, te llevan en bajada en momentos difíciles y cómo te recuperas de ellos.

Si tienes la DETERMINACIÓN de conseguir algo, lo vas a lograr. Pero para hacerlo es necesario: 

Adoptar una actitud de éxito.

¿Cómo puedes hacerlo hoy mismo? 

  • Comienza por cambiar tus pensamientos. 
  • Toma decisiones de manera más selectiva. 
  • Deja de lado las excusas. 
  • Olvida los “no puedo” y concéntrate en la meta que quieres alcanzar. 

¡Es posible!

A lo largo de estos años he tenido el privilegio de ver y acompañar a personas  que no tenían chances de vivir de los bienes raíces ni recibir riquezas y que, al dejar de lado esos pensamientos negativos y transformar su actitud para el éxito, ¡lograron su paz financiera!

Esta es la pequeña gran transformación que tú puedes hacer hoy. 

Cambia tus pensamientos, adopta una actitud de éxito y encontrarás la ruta que te conducirá a tu meta, lograr la paz financiera que siempre has buscado. 


¿Cómo puedes crear esa actitud de éxito?

Haciendo todo lo contrario a lo que hace el resto de las personas. Tienes que ser diferente para obtener los resultados que quieres. Para empezar, hoy mismo, puedes trabajar tu actitud para tener éxito en tu vida leyendo libros  que te acerquen a tu objetivo, escuchando audios, siendo parte de comunidades que al igual que tú quieren una vida distinta. 

 

TIP # 3: Sal del estado de pasividad.

Este paso es totalmente necesario. Tienes que salir del estado de pasividad: pensar que todo te va a llegar mágicamente no te conduce a ninguna parte.

Recuerdo hace poco hablar con un amigo y él me decía: “Carlos me levanté a las seis, son las diez y todavía no me he despertado”…

El problema de esto es que es así cómo se pasan los días. Y cuando menos te das cuenta, se pasa la vida. Es cómo estar viviendo dormido. Un día te sales de ese estado y dices:
¿Qué hice con mi vida, que aprendí de nuevo, en que mejoré?”

Suena duro cuando caes en ello. Sin embargo, no puedo dar paso hacia adelante si no veo que me he estancado, que me he dormido, que tengo que despertar… 


¿Has notado que cada vez son más las personas que invitan al “despertar de la consciencia”? ¿A estar presentes en cada segundo de nuestra vida y dejar de andar cómo zombies en piloto automático mientras el tiempo transcurre?


El hecho de que estés viendo esto es una gran oportunidad.

Significa que puedes empezar hoy mismo a despertar y construir la vida que deseas.
Para dar esos primeros pasos pregúntate a ti mismo:  ¿Estás realmente yendo hacia donde quieres, te estás dejando llevar o solamente la estás pasando?

Decide hoy lo que quieres y comienza a vivir. ¿Qué tienes que hacer?
Deja de pensar que vas a hacer el trabajo que te pongan y, en su lugar, elige hacer tu mejor trabajo. Elige dar lo mejor de ti sin importar lo que hagas. Este momento de tu vida es clave. Porque estás escogiendo cómo seguir adelante.

 

¿Y Ahora Qué?

¿Qué pasará en los próximos minutos?

Aparecerá la “loca de la casa” (¿sabes quién es? Es la voz del miedo en tu cabeza que surge para que no te muevas, no cambies, no salgas de tu zona de confort) 

Y probablemente te dirá:

“No, es que yo no puedo progresar … ¿Dónde voy a trabajar más? o “no me ha salido trabajo” o “tengo demasiadas obligaciones”… y cientos de excusas más cómo esas.

La realidad es que todos, absolutamente todos tenemos desafíos, obligaciones, responsabilidades. Pero lo que marcará la diferencia en tus resultados, entre matarte trabajando y progresar, es lo que decidas hacer hoy. 


Y…. AH AH AH…

¡Lee nuevamente por favor!

Dije – bueno en realidad escribí 😉 lo que tú vayas a hacer. No lo que quieras, lo que pienses o lo que desees… sino lo que vayas a hacer.

Y sabes que entre decir que quieres hacer algo y decidir hacer algo, hay una pequeña diferencia que lo cambia todo. 


Piénsalo un momento y recuerda alguno de esos momentos en los que has logrado algo en tu vida…

¿Lo tienes?

Seguramente coincides conmigo en que esto pasó porque tú lo habías decidido. Has tenido la determinación de hacerlo. Sin importar el momento, la situación, tu estado y todo lo demás. 


No importa el tiempo que te tome, el esfuerzo extra que se requiera, no importa nada. Has tomado la decisión y has ido por ello. Y lo has conseguido.

Entonces, sabiendo esto, ¿cuál es la diferencia entre trabajar y progresar? 

Es solo una. 

Cuando progresas tienes pequeños avances que te acercan a la meta final. Si trabajas y no progresas es porque claramente no tienes una meta definida. Vas sin rumbo pasando los días. Estás en ese estado de zombie haciendo lo que te ha tocado.

Pero, cómo dije al comienzo, tengo:

¡BUENAS NOTICIAS!

Estás en el momento justo de tomar la decisión que te permitirá acercarte a la vida que quieres. Que te alinea con tu paz financiera y te lleva a ese lugar soñado. Y solo tú tienes el poder y la fuerza de lograr lo que sea, sin importar lo difíciles que sean tus circunstancias.
Si DECIDES vivir de las inversiones en bienes raíces, ¡puedes hacerlo!

Realiza el cambio de paradigma. Deja de lado las antiguas creencias. Calla a la loca de la casa. Ejecuta las acciones hoy que te permitirán progresar y verás cómo nunca más tendrás que trabajar duro sin resultados y comenzarás a disfrutar esta maravillosa aventura de transformar tu vida, vivirla y alcanzar tu paz financiera. Hay personas que ya lo han hecho.

¡Este es tu momento!

Por último recuerda que:

“Lo único que te aleja de lograr lo que TÚ quieres es un pensamiento que no es cierto”.

Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

 

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más