3 hábitos para lograr tu paz financiera siendo inmigrante

Carlos de brazos abierto mostrando propiedades

¿Es posible lograr la Paz Financiera siendo Inmigrante? 

Sí, aunque te resulte difícil de creer, muchas personas que emigran a otros países sin nada, ¡logran la vida que han soñado!

¿Por qué? Porque han aplicado estos 3 hábitos que estás a punto de descubrir para que tú puedas también crear la vida que deseas y alcanzar tu paz financiera con bienes raíces.

¿Cómo? ¡Simple! Haciendo un cambio en tu mentalidad y abriéndote a ver nuevas oportunidades donde solo veías problemas.

Estoy seguro de que, llegados a este punto, no hace falta que destaque la importancia del tema, ¿cierto? (sobre todo hoy en día). 

Siempre comento que llevo años viviendo en EEUU… Y aún siendo latino (soy del colorido y alegre país de Colombia) he logrado alcanzar mi Paz Financiera invirtiendo en bienes raíces.

¿Será que tengo habilidades especiales?

¡Claro que no!

No solo soy una persona como cualquier otra, he trabajado duro siempre como muchos y la he embarrado más veces de lo que hubiera querido. Pero todas esas experiencias me permitieron llegar hasta aquí, desarrollando mi visión de inversionista, abriéndome a las oportunidades que se presentan y a trabajar para cumplir un objetivo: la Paz Financiera. Y ahora, mi siguiente meta es ayudar a que otras personas también lo hagan. 

Es por esto que decidí hablarte de estos 3 hábitos que compartimos todas las personas que emigramos a otro país y logramos nuestra meta.

No voy a hablar solo de mi experiencia, sino también de los miles y miles de casos que he visto a lo largo de mi vida de personas que deciden emigrar hacia otros países y dan todo de sí para conseguir la vida que han soñado y que merecen tener. 

Si bien te contaré acerca de personas de la comunidad latina que emigran a Estados Unidos, estos hábitos aplican a todas las personas que se instalan en otros países en busca de mejores oportunidades que les permitan crecer financieramente. 

¿Por qué quiero darte estos 3 hábitos de inmigrantes que lograron la paz financiera de forma tan clara y concreta? 

Solo hay una razón: para que tú puedas adoptarlos, aplicarlos y tener mayor claridad del camino a seguir para alcanzar tu paz financiera. 

Mira…
… Durante estos 22 años que llevo viviendo en EEUU, he visto a un sin fin de personas llegar a ese país con sus sueños y sus problemas a cuestas (tú sabes: deudas, compromisos familiares, etc.) y he observado que frecuentemente todos actúan de una manera similar… 

Todos tienen un gran compromiso por salir adelante y esto los lleva a tomar dos o tres empleos diarios de lo que sea. Igual que como puedes ver en una tradicional película, las personas que se instalan en otro país no llegan y de buenas a primeras hacen o trabajan de lo que saben o para aquello en lo que se han formado, sino que trabajan de lo que pueden; hacen lo que sea para poder ganar dinero y darle de comer a su familia. 

Sin embargo, esto no es lo que les permite salir de la situación inicial (problemas financieros, deudas, etc.) por la que han llegado. Muchas veces, solamente les permite generar un dinero mes a mes.

Pero al mismo tiempo, hay otras personas que en iguales circunstancias consiguen la vida que buscan. Dejan de trabajar duro y comienzan a pensar en inversiones. De esta manera se aseguran que el dinero no les falte y al mismo tiempo crecen sus patrimonios.

¿Cómo lo hacen?

Estas personas aplican los 3 hábitos que voy a compartirte a continuación.

Te los contaré de la forma más clara posible para que realmente te hagas de ellos y, cuanto antes, los vuelvas tuyos (aun cuando no seas inmigrante van a ayudarte a conseguir tus metas). 

Hábito # 1: Crea una estrategia para ir creciendo en los trabajos.

Sé que puedes estar pensando:

“Carlos cómo voy a pensar en una estrategia cuando recién llego a otro país y ni siquiera sé cómo haré para tener dinero”

Dame unos minutos para poder explicártelo…

La mayoría de las personas, cuando llegan a otro país, toman el primer empleo que pueden. Donde les dicen que sí, ahí se quedan. Y es lo correcto porque cuando recién llegas, necesitas de ese trabajo.

Sin embargo, puede haber mucho más esperando por ti…

La verdad es que aquí es donde muchos inmigrantes cometen un grave error. Es decir, ellos creen que solamente trabajando duro podrán salir adelante.
Y lo cierto es que esto puede generar un efecto contrario…

No, no no, ¡No he perdido la razón! 

Estimo que este error, al que muchos pueden considerar como una gran cualidad, es el principal causante del estancamiento que pueden tener la mayoría de las personas que emigran.

Mira… Cuando tomas el primer empleo en el que te aceptan, te esfuerzas por no ser despedido. Trabajas muy duro y más de la cuenta con tal de preservarlo. Y no lo haces porque te gusta. En realidad es ¡porque tienes miedo! Miedo de perderlo y que nadie más te contrate.

Pero ¿has pensado qué pasa en medio?

Te matas trabajando para tener ese dinero a la semana o el mes, que cubra tus necesidades. Y cada vez le dedicas mayor esfuerzo y seguramente más tiempo.

Y poco a poco ese trabajo te va consumiendo…

A lo largo de los años te das cuenta que solo te fuiste a otro país para trabajar mucho más de lo que hubieras querido. Y no has logrado tener esa calidad de vida que fuiste buscando.

¿Cómo puedes conseguirla? 

Teniendo un plan a largo plazo. Estableciendo una estrategia que te permita aprovechar este trabajo hoy, pero teniendo claro que es el vehículo que te llevará a algo más…

Quiero decir que…

No debes conformarte con el primer trabajo que has conseguido. Puedes buscar otras opciones que te permitan crecer y estar en una mejor situación financiera.

Créeme, cómo inmigrante latino en EEUU puedo decir que trabajar duro no es sinónimo de calidad de vida. La forma de tener la vida que quieres no es trabajando más, sino generando ingresos pasivos.

Y doy fe que existen muchísimas oportunidades para todos. Incluso para personas que llegan al país sin documentos. 

¡Las hay!

Solo es cuestión de encontrarlas y para ello, tenemos que abrir nuestra mente, buscarlas y tener un plan.

Hábito #2: Convierte tu trabajo en algo realmente valioso.

¿Como? Mejórate a ti mismo, edúcate y despierta nuevas habilidades que puedas explotar más adelante. 

Siempre hay una manera de mejorar. Ya sea que ofrezcas un servicio o realices una tarea específica, puedes encontrar la manera de hacerlo mucho mejor.

Para lograrlo, tienes que educarte, formarte, aprender a dar lo mejor de ti. No sirve de nada que trabajes cómo burro más horas de la cuenta si no aportas ningún valor agregado.

¿Quieres ganar más dinero?

Marca la diferencia. Haz un esfuerzo extra para ser distinto y volver a tu trabajo algo realmente valioso. 

Puedes tener pequeños avances que establecen grandes cambios. Por ejemplo:

* Aprender lo más rápido posible el idioma del país en el que te encuentres.

* Conocer sus reglas. 

* Buscar la manera de conocer cuáles son las necesidades que hay en el mercado y encontrar una solución para satisfacerlas.

Para alcanzar tu paz financiera es fundamental que no te cierres a la idea de solamente hacer tu trabajo. Ve un poco más allá. Desarrolla nuevas habilidades que te permitan crecer mentalmente y que sean la llave que abre la puerta a nuevas oportunidades.

Miles de personas emigran diariamente, establece la diferencia con ellas y verás cómo, poco a poco, logras destacar y convertirte en una pieza clave.

¡Créeme, es realmente posible!

Hábito # 3:  Gasta tu tiempo y dinero en forma adecuada.

Es totalmente normal y común que al ganar nuestros primeros dólares o euros (según el país donde elijamos instalarnos) nos parezca que podemos hacer todo aquello que durante años nos privamos…

Sabemos que las personas que más emergen son de países principalmente con graves crisis económicas, donde el dinero es escaso y las familias deben privarse de muchas cosas.

Es por esto que muchas veces, las personas cuando ganan sus primeros salarios en dólares o euros creen que pueden tenerlo todo, y sin darse cuenta se van gastando ese dinero en cosas que en verdad no contribuyen en nada a la paz financiera que desean alcanzar.

¿Qué pasas si haces esto?

Es muy común que en cuestión de meses, te cargues de gastos recurrentes, (cuotas y compromisos) que poco a poco van consumiendo todo tu ingreso. Y cuando menos lo esperas, estás otra vez necesitando más dinero.

Mi recomendación para aquellas personas que me preguntan:

Carlos, ¿Cómo puedo hacer para que el dinero me rinda más?

Es siempre la misma: ¡Evita gastos innecesarios!

Y tienes que ser muy fuerte aquí, porque vas a encontrar cientos y miles de razones para gastar en cosas que no son necesarias. La manera de no caer en esa tentación es tener claro tu objetivo final: Alcanzar la paz financiera.

Pregúntate a ti mismo: ¿Esto es realmente necesario? Y luego: ¿Me acerca o me aleja de mi objetivo final?

No será sencillo… Pero tienes que creer que vas a lograrlo.

Confía en que solo estás dándote un tiempo para crear recursos, date el tiempo para construir la vida que has pensado. Has dado un paso enorme al irte a otro país sin nada. Realmente es posible alcanzar la paz financiera aún cuando ganas muy poco dinero. Lo sé porque conozco muchas personas que han creado una fortuna mientras ganaban el salario mínimo y el secreto está en gastar tu dinero de forma inteligente.

Déjame decirte que… 

“Una persona no se vuelve rica por lo que gana, sino por la forma en la que maneja lo que gana”.

Para mí, esta frase, lo resume todo. 

Y realmente espero que puedas tomarla como mi consejo para ti. Quise regalártela porque, si has partido hacia otro país (o estás considerando hacerlo) en busca de mejores oportunidades, eres sin duda una persona valiente. 


Has tomado la decisión de construir la vida que mereces, y has dado el paso sin mirar atrás.

Sé el compromiso, la decisión y el valor que esa decisión implica y es por esto que cada día busco la manera de compartir contigo la “fórmula” que me ha permitido a mí tener paz financiera, vivir de las inversiones en bienes raíces y sentir que he logrado ese cambio de vida. Hasta he revelado los pasos que he dado en un libro.

Y hoy he compartido estos 3 hábitos realmente poderosos que pueden ayudar a que toda persona, con la determinación y el compromiso de hacerlo, realmente lo logre.

Y no te confundas…

El solo hecho de trabajar cómo burro (como se suele decir en mi país), sin aprender, sin educarte, sin crecer personalmente, sin evolucionar tu forma de pensar, no va a darte las oportunidades de mejora que buscas.

Es más… posiblemente sigas igual por el resto de tu vida.

Para que tú también puedas lograr la paz financiera y, por qué no, vivir de las inversiones generando ingresos pasivos, debes tener claro que …

– No se trata de trabajar duro, sino de crecer y encontrar mejores formas de trabajo y oportunidades.
– Puedes siempre mejorar aprendiendo nuevos recursos que ayuden a cumplir tu meta de alcanzar una calidad de vida por la que has dado todo.
– Tienes que cuidarte (tener tiempo libre para pensar, reunirte con amigos y pasar tiempo con la familia) eso te ayudará a mantener el enfoque y seguir la estrategia que has diseñado.

Sin dudas, esto es lo que te lleva a hacer la diferencia.

Lo único que te aleja de la vida que quieres, de lograr la paz financiera, de vivir cómo mereces teniendo una mejor calidad de vida y disfrutando de los ingresos pasivos que puedes tener con las inversiones en bienes raíces es tu forma de pensar. 

¿Cuál es mi recomendación para todas las personas que buscan oportunidades de construir una mejor calidad de vida?

Aplica los 3 hábitos de los inmigrantes que alcanzaron la paz financiera:

^ Toma el primer trabajo al que te digan sí, trabaja duro al principio y sigue buscando nuevas opciones.
^ Mejórate a ti mismo, edúcate y despierta nuevas habilidades que puedas explotar más adelante.
^ Gasta tu tiempo y dinero de forma eficiente. No quieras comprarlo todo por temor a no tenerlo. 

“Concédete un tiempo de esfuerzo para tener una vida de disfrute” 

Estos 3 hábitos de inmigrantes que han alcanzado la paz financiera no sólo te ayudarán a mantenerte en el camino que has iniciado, sino que serán la clave para que realmente puedas lograrlo. Posiblemente has tomado una de las decisiones más importantes de tu vida: irte a un nuevo país. Haz que valga la pena. 

¡Este es tu momento!

Por último recuerda que:

“Lo único que te aleja de lograr lo que TÚ quieres es un pensamiento que no es cierto”.
Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

 

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más