NO VENDAS TU CASA AHORA: Puede ser tu Peor Error

No vendas tu casa ahora. 

El mercado está al alza, especialmente en EE. UU., y hay muy pocas propiedades en comercialización. Se convierte en una tentación increíble poner en venta tu inmueble, pero te voy a dar siete razones por las cuales NO deberías vender tu casa en este momento.  

Primeramente, si estoy vendiendo mi propiedad para comprar una casa “mejor”, hay que entender dos motivos por los que yo puedo tomar esa decisión. Una, porque puedo permitirme pagar una casa mejor. La otra es porque mi casa se valorizó y voy a hacer el esfuerzo de tomar una hipoteca más grande.

 

No vendas para para pagar tus deudas

Uno de los errores que yo cometí en mi vida, muchas veces, fue el vender inmuebles para pagar deudas. ¡Desastroso!

Porque lo que hacía era vender el inmueble, pagar las deudas y meses después o un par de años como máximo, estaba otra vez con las deudas, pero había perdido el inmueble. 

Cuando yo miro para atrás digo: “¿Por qué vendí eso?”. 

No sé si te haya ocurrido, pero es muy doloroso el hecho de perder esa oportunidad sencillamente por tener deudas. 

Y tal vez pienses… Pero entonces, ¿cómo voy a pagar mis deudas? 

Yo te pregunto, ¿qué pasaría si no tuvieras esa propiedad?

Te prometo que, si tú no tuvieras esa propiedad, buscarías negociar como sea, conseguir el dinero de cualquier otra forma y pagarías tus deudas. 

Haz todo lo posible por no vender una propiedad únicamente para pagar deudas, estas son solo el síntoma. El problema real es que quizás estoy manejando mi dinero mal y estoy gastando más de lo que tengo. 

Si no le doy solución a eso primero, voy a perder mi propiedad y, además, no voy a solucionar el problema a largo plazo.

 

“Me voy a comprar una propiedad”

Como en ocasiones aumentan los precios de los inmuebles, podemos pensar: “voy a aprovechar que me gané una plata en esto y me voy a comprar una mejor propiedad”, o “me voy a comprar la casa de mis sueños”. 

Entonces, como subió mi propiedad, tengo un poco más de ingresos y los intereses están baratos, me endeudo para crear una hipoteca más alta, una deuda más grande y una casa más costosa que tiene más gastos. 

Ese es el “círculo vicioso de la pobreza y de la miseria”. 

Es decir, cuanto más gano, más gasto

Si tengo una casa que se ha valorizado, ¿por qué no me quedo en mi casa? 

Si se ha valorizado y se mantienen los ingresos, mejor esperar y, cuando tenga una situación realmente sólida financieramente, vender. De otra manera, puedo mantener o extender mi tensión y mi estrés financiero.

 

No vendas solo porque tienes una emergencia

Cuántas veces hemos sentido en una emergencia que el mundo se va a acabar, que estamos desesperados y, después, encontramos soluciones y nos comprometemos. 

Cuando vendo por una emergencia, la mayoría de las veces termino vendiendo más barato de lo que vale y termino malgastando mi dinero

Si no tuviera esa propiedad, ¿cómo solucionaría este problema? Seguramente no será fácil, no estoy diciendo que lo sea, pero lo que yo he aprendido es que, si tú te comprometes a buscar una salida que no implique tocar tu casa, te prometo que la vas a encontrar. 

Puedes proponerte soluciones: no voy a endeudarme más, voy a renegociar, voy a vender cosas que realmente no uso, voy a bajar mis gastos, voy a hacer un plan de pago; en fin, existen mil opciones que puedes encontrar.

 

No vendas tu casa solo porque se revalorizó

Podemos creer que por el hecho de que se valorizó, voy a ganarme ese beneficio. Pero no tenemos en cuenta que si yo quiero comprar otra casa, también recibió esa valorización. 

Luego lo que gané me lo voy a gastar en la próxima propiedad o en la próxima inversión. Además, voy a tener que gastar, porque cuando vendo una propiedad tengo que gastar aproximadamente el 10% entre gastos de comisiones, gastos de cierre y gastos de preparación de la propiedad para tenerla adecuada para la venta, en el mejor de los casos. 

Puedo tener valorización, pero voy a tener que pagar impuestos sobre la diferencia entre lo que compré la propiedad y lo que la propiedad se valorizó. Es decir, si yo le quito los gastos de cierre que son el 10%, más los impuestos que yo tengo que pagar que son entonces 10%, más otro 10% de comprar una propiedad que son los gastos de cierre también y de conseguir el nuevo préstamo, ¿realmente vale la pena vender porque se valorizó? 

En suma, no te apresures a liquidar tu ganancia sencillamente por el afán de ganarte ese dinero. Acuérdate, el objetivo no son los activos, el objetivo es el flujo, la seguridad y la paz financiera.

 

No vendas para invertir en un negocio

Los negocios comienzan y terminan rápidamente. En un estudio hecho por el Departamento de Impuestos de EE. UU., se determinó que solamente 15 empresas de 100 sobreviven cinco años después. 

Muchas veces escucho personas que dicen “voy a vender para meterle este dinero al negocio”. 

Los negocios absorben toda la plata que les queramos meter. No importa si el negocio está bien o mal, en ambos escenarios se va a comer toda la plata que le pueda invertir. 

Lo que es peor, es hacerlo cuando no conozco el negocio o no tengo experiencia, eso es más peligroso que un juego de la ruleta. Porque en una ruleta apuestas solo un poquito, pero aquí estás apostando lo que para muchas personas es la parte mayor de su patrimonio. 

Entonces, no vendas para invertir en un negocio y menos para invertir en Bitcoin o en la bolsa si no tienes experiencia.

 

 

No vendas porque un agente te dijo que era un buen momento para hacerlo

Para los agentes “siempre es buen momento para vender” porque ellos van a ganar una comisión sobre eso. 

El punto es que te comprometas a mirar si realmente es tu mejor decisión, si es lo que a largo plazo te conviene para tus finanzas personales y para tu seguridad. 

No tomes esas decisiones porque un agente te lo dijo, ellos pueden ser muy buenas personas, pero tienen un interés en ganar una comisión y están cuidando su bolsillo más que el tuyo.

 

No vendas solo porque van a subir los impuestos

O porque simplemente porque quieres liquidar esa propiedad. No hagas eso si no tienes un plan concreto de por qué estás vendiendo. 

En términos financieros, ¿cuánto te va a costar vender y en qué vas a invertir específicamente tu dinero? 

Los Bienes Raíces son quizás los activos más grandes que tienes y si manejas tus activos en forma inteligente, puedes comprar uno al año y, en diez años, te harán una persona libre financieramente…

 

Porque recuerda que, lo único que te aleja de lograr todo lo que tú quieres, es un pensamiento que NO es cierto.

Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más