El Peor Error al Intentar Vivir de los Alquileres

Carlos Devis pensando en el peor error al intentar vivir de los alquileres

Vivir de la renta puede ser una solución increíble. Cómo hacer para que no se vuelva una pesadilla, y más bien, convertirse en un proceso hacia tu libertad y tu abundancia financiera.

La renta de propiedades es una de las mejores posibilidades de invertir y vivir con cierta tranquilidad. 

Pero, los Bienes Raíces son un negocio y tienen tanto puntos fuertes, como débiles. Hay que tener cuidado. 

Existen personas a quienes vivir de la renta se les ha convertido en una pesadilla. 

Vamos a ver qué errores no cometer para que una renta sea exitosa, ya sea que tú compres la propiedad o que la hayas recibido por cualquier razón.

No tratar la renta como un negocio

Partimos de que, para que un negocio funcione, es muy importante hacer los números

Algunas personas compran propiedades porque les parecen bonitas, porque lo hacen por emoción, o por cualquier otra razón. 

En realidad, para que una persona tenga éxito como negocio de su propiedad, lo más importante es tener esa visión de inversionista de comprar por los números

Esto quiere decir que cuando compro una propiedad, tengo una inversión. Entonces calculo qué rentabilidad me va a dar y que, por lo menos, la renta me pague la hipoteca, los impuestos, los seguros, el mantenimiento y la administración. Que, como mínimo, también me entregue un pequeño flujo positivo. 

Bien puede ser que en los países o en los momentos en que los Bienes Raíces están encarecidos, o los intereses están muy altos, el flujo positivo pueda llegar a ser desafiante. 

Si yo me enfoco en reconocer que si invierto en una cuota inicial o en una propiedad, y el inquilino o la renta me pagan tanto la hipoteca, como los impuestos, los intereses, mientras mi propiedad se valoriza; es un buen negocio, porque en últimas me están pagando una deuda con el banco y en varios años esa propiedad va a quedar libre. 

En suma, hacer los números es quizás el punto más importante. Tú me has escuchado con anterioridad que puede llegar a convertirse en una pesadilla. Si compro una propiedad que termine teniendo flujo negativo y en vez de que signifique un apoyo, termina por costarme dinero cada mes, eso puede ser un gran detrimento para las finanzas de la familia.

 

Airbnb

Ahora, si estas comprando para hacer Airbnb, o para rentas a corto plazo, yo te recomiendo que hagas los números como renta tradicional, es decir, como si fuera por año. 

El Airbnb es un negocio que está en transición. Las ciudades van a intervenir cada vez más, van a tener impuestos y competencia. 

Hay temporadas en las que se arrienda más, otras en que se arrienda menos. Puedes tener gastos, o puede que no tengas tiempo para hacer el negocio y decidas meterlo en renta tradicional. 

Entonces, es mejor calcular el peor escenario. Calcula como renta tradicional que, como mínimo, pague los gastos en la forma como he mencionado. 

Si puedo ganar sobre renta tradicional puedo ganar más aún con Airbnb, pero me aseguro de no perder.

 

No elegir bien a los inquilinos

El problema de un mal inquilino, el 95% o más de las veces, comienza porque YO elegí mal a la persona. 

Decía el maestro: “Para ver el futuro solamente tienes que ver el pasado”. 

Entonces, si yo elijo una persona que es incumplida, que tiene malas finanzas personales, no tiene trabajo, es complicada, conflictiva; que no he investigado sus antecedentes, o que no tengo la certeza de afirmar cómo es esa persona, lo más probable es que ese mismo patrón se va a repetir con mi propiedad y eso se va a convertir en un problema. 

Elegir un inquilino es algo que debes hacer de manera muy cuidadosa. Si no sabes, busca a alguien que te ayude a hacerlo de una forma profesional.

Otro error que tiene que ver con los inquilinos, es hacerse amigo o amiga de ellos. Eso hace muy difícil la relación, sobre todo cuando hay momentos en los que hay estrés porque no está pagando o está manejando mal la propiedad. 

Resulta mucho más difícil manejar esa situación cuando hay ruido de una amistad o de un afecto. Por eso también es difícil. y yo no lo recomendaría, rentar a parientes o cercanos si no son personas muy cumplidas y correctas con el dinero, porque se te va a volver un problema. 

Sabiendo que es un negocio, mantén una relación profesional, una relación distante. 

Es mejor que ellos no sepan que tú eres el propietario del inmueble, sino el administrador y que estás manejando esa propiedad para otra persona.

No hacer mantenimiento de la propiedad

Tal y como vengo mencionando, los Bienes Raíces, son un negocio de servicio en el cual yo estoy arrendándole a una persona una propiedad para que viva. 

Aquel que tiene un inmueble bien mantenido, en buenas condiciones y que cuando se presenta un daño lo repara prontamente, va a lograr que quien lo habite sienta orgullo de vivir allí. 

Además, puede ocasionar que pueda mantener a esa persona viviendo allí por largo tiempo, porque va a estar feliz. 

El mantenimiento es uno de los gastos de cualquier propiedad, más si viven muchas personas. Por eso, muchas veces, no es bueno permitir animales porque gastan más los pisos, los acabados, etc…

Y, por sobre todas las cosas…

Si tienes flujo positivo, ¡ahorra para tu próxima propiedad!

Eso es lo que hace que tu crecimiento financiero se vuelva mucho más rápido. 

Yo te invito a que tengas un presupuesto de gastos. Todo lo que te entra adicional a tu ingreso personal, como el flujo positivo de las propiedades que rentas, guárdalo como la base para comprar tu siguiente propiedad.

Estos son algunos consejos que te pueden ayudar muchísimo a mantener un portafolio en continuo crecimiento y fácil de manejar. 

Porque recuerda, puedes crecer en forma sólida y segura con Bienes Raíces y lo único que te aleja de lograr todo lo que tú quieres, es un pensamiento que NO es cierto.

 

 

Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más