Evita esta trampa financiera o caerás en la quiebra

¿Estás en quiebra y no lo sabes? Bueno, a mí me ocurrió. Llegar a la quiebra es muy doloroso, muy traumático y costoso. Hoy te contaré algunos de los síntomas que van a determinar si estás al borde de una quiebra y cómo puedes evitarlo. 

Hay una metáfora que me encanta. Se trata de un experimento en el que pusieron un recipiente de agua caliente junto a un sapito. Pusieron el sapo, lo empujaron al agua y el sapo saltó inmediatamente fuera para no quemarse. Después, tomaron el recipiente, introdujeron el sapo en agua fría y empezaron a calentar lentamente el agua. Pues el sapo terminó muriendo, porque el agua se fue calentando y él no se dio cuenta que la temperatura lo terminaría matando.

¿Qué nos dice eso? Las situaciones de quiebra llegan gradualmente. Puede ser que haya situaciones drásticas que nos lleven a quebrarnos, pero en la mayoría de las ocasiones las quiebras llegan por la toma sucesiva de malas decisiones financieras. Lo malo es que los peores problemas son aquellos que nos van llegando y no nos damos cuenta, tal y como al sapito.

¿Cómo empieza una quiebra, ya sea a nivel personal o a nivel de una empresa? Comienza con síntomas que negamos. Para el sapito la temperatura del agua fue subiendo y para una persona la quiebra empieza a venir cuando empieza a haber falta de liquidez, cuando el dinero empieza a NO alcanzar para las cosas básicas, para cumplir las obligaciones…

Cuando este patrón se repite reiteradamente, cuando se empieza a utilizar deudas para cubrir los gastos, y cuando se empieza a utilizar tarjeta de crédito para comprar cosas básicas como el mercado. Tal y como algunas personas en las casas que tengo pagan la renta con tarjeta de crédito, ¡Imagínate! 

Entonces comienzan a haber síntomas que nos van mostrando que estamos gastando más de lo que ganamos. Fácilmente puedo decir: “Perdí mi trabajo, tengo una situación difícil”. 

Pues sí, al final siempre vamos a tener situaciones difíciles en la vida, siempre vamos a padecer cosas inesperadas, pero el punto es: Si no estoy preparado, si no he ahorrado, si no manejo mis finanzas gastando menos de lo que gano y teniendo un colchón financiero que me brinde liquidez mientras tengo momentos difíciles, en los que mis ingresos no son tan fluidos como siempre; pues voy a terminar en una situación muy complicada.

Otra cosa que me llevó a la quiebra en el pasado, es que empecé a tomar deudas, y las deudas se traducen en cuotas. Una cuota aquí, una cuota allá, una cuota más … y cuando tomé la cuota individualmente dije: “son solo 100 dólares, son 200 dólares, son solamente 300 dólares”.

Pero cuando voy sumando eso, más el hecho de que subestimé los gastos, pues va a llegar el momento en que voy a comenzar a dejar de cumplir mis obligaciones, o voy a dejar de cumplir mis pagos.

Hay otra prueba que es mucho más sorprendente. Yo estaba haciendo el coaching con una familia, ellos tenían su presupuesto, tenían ingresos buenos, cerca de diez mil dólares mensuales, tenían una hipoteca de 1.500 dólares y ellos pagaban una cuota mensual de hipoteca adicional, y habían reducido el término de la hipoteca, lo cual yo no te sugiero, para pagar mucho más rápido.

Su decisión puede tener muy buenas intenciones, pero la situación es que tenían cuotas de carro, tenían unos gastos altos y prácticamente ahorraban un 5% del salario, y uno de los dos estaba trabajando. Cuando les pregunto cuánto tienen de ahorros, tenían diez mil dólares. ¿Qué significa esto?, que, si tienen gastos de 9.500 dólares, está únicamente trabajando una persona de la pareja, están ahorrando 500 dólares mensuales y tienen 10.000 en la cuenta; si esa persona que está trabajando pierde su trabajo, fallece, o no puede trabajar por alguna razón, la familia tiene un mes de reservas antes de que se quiebren, antes de que tengan que salir de la casa en donde están o tengan que vender las cosas con descuento.

La pregunta que te hago es: En caso de que murieras, o en caso de que tú y tu pareja no pudieran trabajar, ¿Cuánto tiempo podría tu familia vivir manteniendo el nivel de vida que tiene? ¿Cuántas semanas, cuántos meses? 

Entonces, lo ideal, es ir construyendo ingresos pasivos para que la familia pueda mantener el nivel de vida sin que ninguno de los dos adultos trabaje. El hecho de que viva bien, el hecho de que gane bien y/o pague mis deudas no quiere decir que estoy bien financieramente. Si no tengo reservas para poder mantener el nivel de vida de mi familia sin trabajar, seguramente estaré en problemas. 

Una de las cosas que te recomiendo es organizar tu presupuesto, gastar menos de lo que ganas, pagar las deudas, porque las deudas son costosas y consumen gran parte de tu presupuesto. 

Porque recuerda, puedes tener abundancia, pero lo único que te aleja de lograr todo lo que quieres en tu vida es un pensamiento que no es cierto.

 

 

Si la información te ha resultado útil, regálanos un LIKE!
Comenta, Comparte y Guárdalo para ver cuantas veces quieras!

Carlos Devis

Carlos Devis

Carlos ha ayudado a miles de personas a crear abundancia, libertad financiera y balance en sus vidas. Utilizando los mismos secretos que enseña, logró salir de un hogar con gigantes desafíos económicos. Carlos posee el talento de explicar temas complejos para otros, de una manera muy sencilla y amena, y su compromiso siempre es con los resultados de sus estudiantes.

Comenta y comparte esta publicación:

¡SÍ! Quiero Recibir Tus Consejos En Mi Email...

¿Te gustaría recibir información, herramientas y recursos gratuitos, que cambien tu vida y tus finanzas para siempre?

No te preocupes, tus datos están a salvo con nosotros y no los compartiremos con nadie. Puedes darte de baja cuando quieras.

Nos preocupamos por sus datos y nos encantaría utilizar cookies para mejorar su experiencia. Saber más